miércoles, 31 de diciembre de 2008

¡¡Buenos Aires querido!!

Cuando una ciudad te llena tanto como lo hizo Buenos Aires nunca te quieres ir y gran culpa de ello fue gracias a las mejores personas que habríamos podido soñar encontrar para conocer esa gran ciudad ya que con su fuerza y humildad nos hicieron sentirnos como en casa..es más sentimos por unos días que ese patio de la calle Varela era nuestro hogar.
Hemos de comenzar lo que podría ser otro blog recordando a Karina, Clavo, Lule, Sol, Coca, Martín, Carlos, Male, la linda gatita Lucrecia… entre muchísimas otras personas que nos trataron como no podéis ni imaginar.
Antes de llegar allí todos los viajeros que encontrábamos decían que era una ciudad caótica y sin mucho atractivo pero nosotros hemos encontrado una ciudad increíble pero como ya hemos dicho gracias a estas personas que nos han sabido guiar por ella.
Hablar de Buenos Aires es hablar de una ciudad gigantesca y que mejor manera de introducirnos en ella que pensar en que nos llega a la cabeza cada vez que escribimos ese nombre en nuestra mente….
Tranquilidad de vivir en Varela, Olor a barbacoa en los túneles del subte al llegar la tarde, Mafalda vive acá, el Mate algo más que una bebida, contaminación y conducción agresiva, paseadores de perros en calles repijas, riquísimos helados, injusticias por miles, alfajores basados en hechos reales, plaza de mayo con el respeto a esas madres tan luchadoras a cambio de “simplemente” justicia, San Telmo lleno de antigüedades, artesanos, tangos y milongas, fileteado porteño, irrealidad en la boca, avenidas gigantescas, cartoneros al atardecer, niños vendiendo en el subte mientras la presidenta viaja en su lujoso avión al calafate, Sábado de caravana y murgas, choripan con chimichurri, transporte excelente y rebarato, fiestas en IMPA, contaminado río de La Plata, puerto madero, palermo y recoleta frente a las villas miseria, calor refractado por las toneladas de asfalto, locos por el fútbol, “las venas abiertas de América latina” realidad en un libro de Galeano, silencio y tristeza al dejar esta Ciudad.
Hay tantos barrios en Buenos Aires que conocer todos nos habría sido imposible pero que cada uno de ellos es diferente a los demás es una obviedad.
San Telmo es el barrio del arte por excelencia, todos los domingos se celebra una feria de artesanías y antigüedades por sus calles llenas de turistas curioseando y dejando unas monedas a cada paso por escuchar buena música y ver buen tango mientras los carteristas andan al acecho. El tango se lleva en la sangre en Argentina pero en Buenos Aires “Carlos Gardel tiene su calle”

La Boca es un barrio tan conocido como irreal..mientras el día es returístico la
noche es repeligrosa. La conocida calle del caminito es un par de calles con coloridas casas legado del artista Quinquela que pintaba las casas de este barrio con las pinturas de colores que sobraban de pintar los barcos ya que esta zona vivió siempre del puerto.
Aquí también está el famoso estadio de la Bombonera donde juega el Boca Juniors, antiguo equipo de Maradona.
Palermo es el paraíso de la clase alta (porque para nosotros la clase media aquí es una utopía.. cuesta llegar a fin de mes cuando el aceite o la leche cuesta igual que en España pero se gana 3 veces menos) lleno de tiendas a la última, restaurantes modernos y de zonas verdes.
Aquí entre el zoológico, el botánico y el jardín Japonés puedes evadirte unos instantes del caótico centro.
Belgrano y Once son barrios donde la mayoría de la población que tiene que hacer malabares para llegar a final de mes acuden a hacer sus compras.
Recoleta y Puerto Madero son los barrios mas pijos de la ciudad. Puerto Madero es un barrio construido a partir de los almacenes del puerto convertidos en lujosos restaurantes y impresionantes lofts.
Avenida 9 de Julio es la avenida más ancha del mundo donde en ciertos lugares pudimos contar hasta 22 carriles de circulación de vehículos en ambas direcciones y que culmina en el Gran Obelisco, famoso en el mundo entero como símbolo de la ciudad.
Para imaginar el poder económico de los habitantes de Recoleta basta con acudir a su cementerio donde descansan gente tan famosa como Evita y miles de adinerados porteños que montaron lujosísimos mausoleos donde comparten descanso con familiares y vecinos famosos. Otra prueba mas de los contrastes económicos de esta gran ciudad donde mientras unos descansan muertos en lujosos mausoleos otros intentan tapar las goteras de sus abarrotadas chavolas con la primera cosa que encuentran y esquivan la muerte casi a diario entre sus propias calles…esta es la verdadera Argentina y quién así no lo vea o no tiene ojos o merecería vivir en una chabola.
Hablar de plaza de mayo es sentir un enorme respeto y emoción por lo que vivimos cuando pisamos ese lugar.
Gracias a Kari nos introdujo en lo que fue y es la política Argentina de antes y de ahora y la época de la guerra sucia fue un autentico calvario para miles de familias que las mataban por abrir la boca.
Mataron miles de personas (unas 30.000) y
torturaron seguramente a muchas más, desde entonces hace más de 30 años las madres de los desaparecidos dan todos los jueves unas vueltas simbólicas alrededor de la plaza de mayo.
Para que se reconocieran entre ellas decidieron colocarse un pañuelo blanco en la cabeza, algo que hoy se ha convertido en un símbolo para todo aquel que piensa en el sufrimiento de estas personas.

Lo más emocionante de estas madres es que cuando cuentan a quienes le preguntan lo que ocurrió, aún caen lágrimas por sus mejillas y hacen brillar los ojos de quienes le rodean. Actualmente cuando les preguntas por
la continuidad de su lucha te contestan que no solo luchan por sus desaparecidos hijos (siguen apareciendo cada año) sino por cada uno de nosotros… no quieren injusticias sino que luchan por un juicio justo… es admirable cambiar la muerte o desaparición de tu hijo por un juicio justo cosa que a menudo no es así.
Algunos de los aparecidos son hijos de militares de la época que los robaron como hijos adoptivos si sus mujeres no podían tenerlos. Cuando acudimos a la marcha del jueves sentimos por unos momentos el dolor de todos los Argentinos que perdieron seres queridos.
Desde aquí nos gustaría pediros que os informéis sobre lo que ocurrió en Argentina durante la guerra sucia para que tampoco caiga en el olvido allá en España.

Un ejemplo de lo que todos los jóvenes deberían hacer son Kari, Clavo y Sol nuestros compañeros en Buenos Aires y que viajarán con nosotros para siempre.
Ellos son unos currantes, unos luchadores, un ejemplo a seguir en un país como este.
Ellos luchan por un país mejor, porque Argentina es un país riquísimo pero mal administrado. Por todo esto y muchísimas cosas más Kari y Clavo cantan en una murga.
Para el que no lo sepa, una murga es una preciosa manera de luchar por algo mejor, es la manera de luchar cantando… es algo similar a las chirigotas pero cambia la manera de actuar. Hay murgas de muchos tipos pero la de ellos utiliza la comicidad, el teatro y la información de los problemas que la mayoría de los barrios sufren a diario mediante el canto a varias voces.
Con ellos fuimos participes de la primera caravana social en la que se juntaron cientos de jóvenes dando a conocer a la ciudad de buenos Aires a través de la música los problemas por los que pasan a diario cada familia.
Que mejor manera que conocer la realidad social que a través de la música y el baile ¿no?...para el que quiera conocer a esta gran murga
www.laqueseviene.com.ar
También fuimos testigos de lo que significa una fábrica recuperada… donde los trabajadores cansados de que los empresarios decidan terminar un proyecto de muchísimos años (por que no ganen lo suficiente o quieran abandonar el trabajo de miles de familias por montar otra empresa que les haga ganar más dinero) se unan para recuperar su propio trabajo que saben que es rentable por medio de cooperativas con las que demuestran que a parte de mantener el trabajo pueden ser rentables.

Esto y muchísimo más fue Buenos Aires para nosotros y esto se lo debemos a todos con los que nos hemos encontrado en el camino, por ello un silencio enorme invadía nuestro cuerpo cuando cerramos por última vez la puerta de la calle Varela y cogimos el subte hacia el Aeropuerto.
Silencio y pena más que por dejar esta ciudad por dejar a quienes nos trataron como familia y a quienes nunca jamás olvidaremos.
Y por ser como son mil gracias y esperamos que el destino nos cruce nuevamente.
Como homenaje que mejor que inmortalizar los últimos minutos con esta foto que habla por si sola… os queremos!!

Creo que cada paso que damos en este viaje despacito por el mundo crecemos un poco más por eso sentimos la necesidad de seguir haciéndolo y esperamos que disfrutéis con nosotros del viaje.

3 comentarios:

monica dijo...

Bueno, pues solo agradecer a esa familia que os hiciera sentir como en casa, ya que aqui,a miles de km nos acordamos muchisimo de vosotros y hubiesemos querido ser ellos para poder estar cerca de vosotros. La tranquilidad que queda acá (como ahora decis también), es que seguireis encontrando gente así, porque la hay aunque cueste encontrarla.Os queremos mucho.Moni

Kary Gonzalez dijo...

Cuantos recuerdos!!!!!!!!!!!!!!!
Parece que fue ayer...
bue, esto da pa un tango!!!!!!

Abrazo fuerte a los dos!
K

Los Gorospe-Diaz dijo...

os vais superando cada vez!sois unos artistas! describis perfectamente lo que sentis y lo que haceis y estais consiguiendo que cada uno de los que leemos este blog nos sumerjamos en una burbuja mientras lo leemos y nos pongamos, en la medida de lo posible, en vuestra piel! gracias!
buenos aires parece impresionante y una mezcla de sensaciones, que gran ciudad!