sábado, 7 de febrero de 2009

Iquique y sus salitreras

“Las manos sudorosas quedaron atrás… sólo ahora el viento acaricia el metal oxidado”.

Hace como cosa de 6 meses antes de comenzar el viaje escuchamos un programa de Iker Jimenez que hablaba sobre apariciones en un lugar llamado Iquique… pues bien casualidades del destino e impulsados por la curiosidad del lugar allí fuimos.
Pero Iquique no es la estrella del lugar aunque tiene una playa bastante buena con aguas no tan frías como las encontradas hasta ahora donde nos relajamos unos días…lo que buscábamos era visitar las salitreras que se mantienen en pié como son Humberstone y Santa Laura.
¿Qué que son las salitreras? Pues bueno resulta que el gran desierto de Atacama está repleto de salares y cuando se descubrió esto, allá por el 1872 hasta 1960 se instalaron aquí varias familias inglesas que con su método de extracción del salitre ganaban mucho dinero a costa de las manos agrietadas de los obreros. Debido al procesamiento del salitre también extraían yodo y azufre para su posterior venta.
Estos grandes propietarios ingleses en el caso de Humberstone (nombre del químico salitrero inglés) cambiaban el trabajo de los hombres por “galletas”, una especie de fichas que solo podían cambiar por comida en el mercado del lugar “pulpería”, por lo que se encontraban bastante atrapados en esta especie de trabajo esclavo. Debido a su declaración como Patrimonio de la Humanidad la Corporación Museo del Salitre decidió preservarlas del desmantele como ocurrió en muchísimas otras salitreras en la 2ª Guerra Mundial debido a la alta demanda del hierro y la madera de pino oregón.

En Santa Laura se conserva la gran fabrica de lixiviación llamada “la máquina” con su gran chimenea de 40 metros soportada a duras penas debido a la oxidación… a su lado pudimos ver la casa de extracción de yodo así como un pequeño museo de la época donde aparecía una pequeña colección de objetos históricos relativa a la vida salitrera.
A pocos metros Humberstone con sus numerosas viviendas, su plaza, su iglesia, su teatro, su colegio, su pista de tenis, su increíble piscina elaborada totalmente con planchas de hierro remachadas y su misteriosa pulpería donde según Iker Jiménez dentro de sus cámaras frigoríficas totalmente oscuras (incluso de día) aparecía ocasional y fugazmente un señor gordo con bata de carnicero y con una hacha de cortar carne en su mano.
Si tenéis oportunidad de buscar ese podcast o programa en internet os lo recomendamos porque explica super bien lo que fueron las salitreras y lo que ocurrió.

La visita de Humberstone nos encantó pero al llegar a las antiguas cámaras frigoríficas os prometemos (imaginamos que sugestionados por el programa) que un agobio tremendo nos recorría el cuerpo cada paso que dábamos dentro de las numerosas puertas que comunicaban una tras otra las diversas cámaras… No tuvimos valor suficiente de entrar hasta la última…era super tétrico el lugar…ganchos de carne colgaban del techo y cada cámara que avanzábamos la pequeña linterna que teníamos en la mano iba bajando la luz y “casualidad” cuando estábamos frente a la cámara de carnes se nos apaga la luz…imaginaros como para seguir… jejeje.
Quizás así contado no impresione pero había varias cosas no muy normales… la primera es que cuando observabas a los chilenos que visitaban el lugar cuando llegaban a esta zona donde comienzan las cámaras se dan la vuelta y ponen cara como de “yo paso”, en todo el tiempo que estuvimos allí nadie pisó ni un pié dentro de las cámaras.
Y la segunda y algo extraño es que allí hacía un frío fuera de lo normal… no había hielo como antaño para mediante las corrientes de aire enfriar las cámaras y fuera hacía un calor de mil demonios (hay que tener en cuenta que estamos en medio del desierto), por esto y mucho más aquel lugar es cierto que tiene algo extraño pero no fuimos capaces de entrar sin luz hasta el final… en fin..
Y allí también encontramos una carta que escribió una nieta a su abuela que por momentos te hace retroceder unos cuantos años en el tiempo como nos pasó a nosotros al recorrer esos lugares.

Iquique, 23 de diciembre de 1907

Mi querida Abuela,

¿Se acuerda de que le conté que mi padre estaba preocupado por los problemas en las oficinas, que había repetidas huelgas en Iquique y en la pampa y por eso no podíamos salir?.
Como un lejano zumbido, los hombres bajaban de la pampa. Había muchos: hombres, mujeres y niños, abuelas y abuelos. También traían sus perros que corrían por entremedio de sus piernas, como sabiendo que participaban en un importante acontecimiento. Las mujeres venían con canastos, ollas y cucharas, los bebés contra el pecho, y los hombres con sus hijos más pequeños sobre los hombros. Hacía mucho calor esos días. La camanchaca no trajo su alivio habitual. El calor reposaba sobre la ciudad como una manta pesada. Pasaban los días y a pesar de la cantidad de gente, había un aire de esperanza. Según Juan, los pampinos dijeron que iban a esperar hasta que sus peticiones fueran aceptadas. Querían cambiar muchas cosas, Abuela, como por ejemplo, eliminar las fichas, tener escuelas en la tarde y mejor atención médica. Pero les fue mal. Llegaron las tropas, las autoridades se asustaron, hubo peleas seguidas de gritos y disparos.
Abuela, finalmente los pampinos no volvieron a la pampa. Los mataron con sus escopetas y los gritos que aplastaron la ciudad fueron reemplazados por un llanto profundo y desesperado como los de un perro enjaulado. Tantos muertos, sólo por querer vivir mejor.
Todavía el aire huele a pólvora y a miedo. No se preocupe por nosotros, estamos bien. Mi padre quiere que nos vayamos a Triviliche unos días a descansar y ahí pasaremos el Año Nuevo.
Adiós, querida Abuela. Escríbame luego.

Su nieta Isabelle.


Y como resultado del auge de las salitreras queda vigente la preciosa calle Baquedano de Iquique donde se conservan bastante bien las enormes casas, la mayoría de propiedad Inglesa de la época con sus raíles del tranvía aun operativos.

Y bueno allí también alquilamos un coche (bastante barato porque Iquique es zona franca “libre de impuestos”) y recorrimos un poco el paisaje desértico hasta llegar al Cerro Unita dónde esta el “Gigante de Atacama” aislado en el centro de la pampa realizado hacia el 900 AC. Con sus 86 metros de largo, es la figura antropomorfa más grande realizada en el mundo hasta tiempos preincásicos.
Representa a un hombre con un tocado de plumas y máscara felina, con un reptil y un cuchillo a la izquierda y un báculo a la derecha

Y ya de vuelta a Iquique pasamos por el oasis de Pica, pequeño pueblo rodeado de vegetación dónde se cultivan frutas tropicales como el mango y la papaya así como el famoso limón de pica (pequeñísimo limón más bien parecido a una lima pero bien amarillo con el que se elabora el pisco sour chileno).
Y desde Iquique tras unos cuantos registros de equipaje como si fuéramos narcos (parece serque es mas importante evadir impuestos derivados de la compra en zona franca que el paso de drogas, ya que en ninguna frontera nos han controlado tanto como al salir de la región de Iquique) nos fuimos a Calama para coger el bus que nos llevará a Bolivia, nuestro siguiente país.

Chile, dentro de lo que hemos visto, podemos destacarlo como un país de preciosos paisajes norteños contrastando zonas áridas con pequeños oasis.
Pensamos que Chile es un país con un turismo Europeo muy reciente, no chileno que si es grande sobre todo en esta época de verano.
Hemos visto hermosas playas pero muy poco cuidadas y creemos que falta un poco de conciencia con la limpieza y el cuidado de lo que tienen.
Una vez más el contacto con chilenos nos ha permitido conocer como viven y como ha sido su transición hacía un país mejor…
Gracias a Chile por haber conocido a gente como Jose y Nacho (aunque son también de allá), Cecilia, Marie Pierre, Fernando y Amelia, Erick y MªJosé, que nos habéis hecho tener grandes momentos a vuestro lado. España es vuestra casa…

Y como dirian acá:
“Bueno huevones po, si venís a Chile podís carretear y tomar hartas chelas y pisco sour como hacen los pololos a San Pedro.
Pero ojo con los pacos que si bebís las chelas en la calle te multan al tiro no mas
¿cachai?....”

2 comentarios:

Los Gorospe-Diaz dijo...

me he leido vuestro blog desde el principio (he tardado 1h y 20 minutos aprox., ya veis de resaca y con mal tiempo este en un buen plan!) y ya me he puesto al día de todo lo que habeis hecho y de lo que pensais de cada lugar! insisto que me encanta como describis vuestros pasos y el respeto que teneis a lo que os rodea! las fotos una pasada y esto ultimo de la pulperia...acojonante! realmente pensais que habia algun espiritu con vosotros? una duda, la pulperia esta parada en estos momentos no? entonces como se explica el cambio de temperatura? (acordaos de la peli "el sexto sentido" cuando habia un muerto cerca la temperatura disminuia...jeje vaya perlada os acabo de contar!) bueno chicos gracias por el blog porque asi sabemos de primera mano lo que haceis y como os sentis! os quiero mucho mucho! hasta el proximo "post"!

Anónimo dijo...

Que pasa huevones....

Cómo va todo? Me alegro que Chile os haya tratado tan bien, yo de vuelta a la realidad cotidiana, que no os aconsejo en absoluto, id tan despacito como podáis.

Cómo fue por Iquique? Os encontrastéis con Iker? Parece impresionante...

Ya os iré siguiendo y a ver si nos volvemos a reencontrar por algún lugar,

Un saludo enorme,

Nacho